CRC prepara marco regulatorio para acuerdos de retransmisión de señales entre canales de TV abierta y operadores

- El proyecto prohíbe las negociaciones colectivas, también impide acuerdos que impongan la condición de no negociar con otros operadores.

- Aplicaría para los operadores de servicios de televisión abierta radiodifundida, los operadores de servicios de televisión por suscripción, TV comunitaria y a cualquier plataforma que provea servicios audiovisuales.

- Operadores deberán garantizar la recepción de los canales TDT mediante dispositivos como el selector conmutable

La CRC presentó un proyecto de resolución que modifica los anexos 01 y 02 de la resolución CRT 2058 de 2009. El ente de control propone un marco regulatorio para que programadores y operadores de televisión, puedan celebrar acuerdos comerciales sobre la retransmisión de las señales abiertas públicas y privadas.

Lo anterior no aplicaría para las señales de los canales digitales principales nacionales, regionales y municipales, sino para la oferta de canales adicional que tienen las programadoras, por ejemplo, las señales derivadas de la muticanalidad que permite la TDT y podría incluir también a las señales HD de las programadoras.

Lo anterior esta relacionado con el conflicto sobre las señales de TV abierta de los canales privados, Caracol y RCN y que derivó en la emisión de la resolución ANTV 2291 de 2014, la cual ordenó a los operadores de servicios de televisión cerrada distribuir la señal del canal principal digital de televisión abierta en el formato que los operadores de servicios de televisión abierta radiodifundida escogieran (analógico o digital, SD o HD), sin que estos últimos pudieran exigir cobro alguno por la retransmisión.

La propuesta de la CRC iría en línea del pronunciamiento de la ANTV. La Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, en otra orilla en junio de 214 dictó medidas cautelares a favor de las señales de Caracol y RCN y ordenó a las empresas prestadoras del servicio de TV por suscripción abstenerse de retransmitir la señal de los canales privados, tanto análoga como de alta definición (HD), sin contar con la autorización de los mismos.

Lo planteado en el proyecto de la CRC se asemeja al concepto de retransmisión consentida, para los canales HD y del multiplex (que en países como Estados Unidos consiste en una autorización que otorgan los canales, que adoptan esta modalidad, para que los operadores de TV por suscripción retransmitan sus señales a cambio de un pago a los radiodifusores) , a la figura de must offer con precio cero a las señales principales (obligación a los canales de ofrecer el contenido) y a must carry a los operadores de TV, respecto de esas mismas señales.

El organismo regulador en su propuesta, indica que establece el “marco regulatorio que permita dar cumplimiento a la obligación de garantía de recepción de las señales abiertas radiodifundidas diferentes de la señal del canal principal digital”. La retransmisión consentida de canales en los Estados Unidos, ha llevado a numerosos conflictos que derivan en apagones por los costos de retransmisión y acusaciones de discriminación, entre otros (el caso más reciente protagonizado entre AT&T y Univisión. A diferencia de lo que propone la CRC, en ese país, los canales pueden suspender las señales, mientras la representación de las minorías en los medios de entretenimiento se ha convertido en “un tema crítico para Hollywood”, según advierte Variety.

Al anexo 01 agrega a la lista de mercados relevantes, el mercado minorista de televisión multicanal.

En el documento: “Análisis de mercados audiovisuales en un entorno convergente”, la CRC identificó los siguientes mercados económicos: mercado minorista de televisión multicanal compuesto por diferentes paquetes de televisión tales como básico y básico limitado; mercado mayorista clúster de canales que se distribuyen a través de los Distribuidores Tradicionales de Contenido Multicanal (DTCM); y mercado mayorista de derechos de retransmisión de los canales abiertos RCN y Caracol.

En cuanto a la modificación del anexo 02, incorpora a la lista de mercados relevantes susceptibles de regulación ex ante al “Mercado mayorista de derechos de retransmisión de los canales abiertos”.

La CRC también modificaría el anexo técnico del acuerdo CNTV 010 de 2006

Los operadores deberán garantizar la recepción de los canales de TDT mediante dispositivos como el selector conmutable:

CRC anexo

Del marco regulatorio

El segundo capítulo del proyecto de resolución, crea una marco regulatorio para las negociaciones comerciales respecto a los derechos de retransmisión de las señales de los operadores de televisión.

Un marco que aplicaría a los operadores de servicios de televisión abierta radiodifundida, los operadores de servicios de televisión por suscripción y a la TV comunitaria y a cualquir plataforma que provea servicios audiovisuales (como Internet) para el caso de las señales de TV abiertas nacionales, regionales o municipales diferentes a las señales del canal principal digital.

La parte más confusa del proyecto de la resolución es el parágrafo sobre el ámbito de aplicación (la CRC no da explicaciones hasta tanto, no se resuelvan los comentarios de las partes interesadas):

Paragrafo

Las negociaciones

Para el ente regulador las negociaciones comerciales (que incluyen autorizaciones de retransmisión) para todos los operadores (de TV radiodifundida, TV por suscripción cerrada o plataformas) tienen el derecho y el deber de adelantar de buena fe las negociaciones.

No deberán tener un trato discriminatorio: “deberán otorgarse un trato no menos favorable que el que se otorguen a sí mismos o el que otorguen a un tercero, respecto de las negociaciones comerciales tendientes a autorizar la retransmisión”.

Neutralidad tecnológica

Los operadores podrán utilizar cualquier tecnología que elijan para la prestación de sus servicios, siempre que se preserve la interoperabilidad de
plataformas, servicios y/o aplicaciones y el interfuncionamiento de redes.

Los sujetos obligados se abstendrán de imponer restricciones a cualquier
servicio de telecomunicaciones, aplicación o contenido de otros proveedores, salvo en aquellos casos que por disposición legal, reglamentaria o regulatoria éstos estén prohibidos o restringidos.

En torno a la neutralidad de la red, hay en la actualidad un gran debate. Si bien es cierto, la resolución CRC 3502 de 2011, establece que los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones que prestan el servicio de acceso a Internet brindarán un trato igualitario a los contenidos, aplicaciones y servicios, sin ningún tipo de discriminación arbitraria, en especial en razón al origen o propiedad de los mismos”.

También contempla en esa norma que: “los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones que prestan el servicio de acceso a Internet podrán hacer ofertas según las necesidades de los segmentos de mercado o de sus usuarios de acuerdo con sus perfiles de uso y consumo, lo cual no se entenderá como discriminación”.

Lo anterior ha llevado a que los operadores ofrezcan planes con aplicaciones OTT sin consumo de datos. La Fundacion Karisma ha advertido sobre Zero rating, que “es una práctica llevada a cabo por los proveedores de servicios de Internet o telefonía móvil, que consisten en ofrecer a sus clientes acceso a un número determinado de aplicaciones o servicios de manera gratuita (es decir, que no requieren de un plan de datos, o bien, que no cuentan para los límites de datos que el usuario tenga) Esta práctica es inherentemente discriminatoria, que es por lo cual ya fue prohibida o restringida en países como Canadá, los Países Bajos, Eslovenia y Chile”, ha explicado.

El zero rating, permite que se cierren acuerdos con proveedores de servicio alrededor del mundo para ofrecer acceso a ciertas aplicaciones de Internet sin costo: “Estos acuerdos ponen en peligro la libertad de expresión y la igualdad de oportunidades al dejar que los proveedores de servicios decidan qué servicios serán privilegiados en desmedro de otros, interfiriendo así con el libre flujo de información y los derechos de los usuarios en las redes”, indicó la entidad.

Volviendo al proyecto de resolución, no soluciona este último tema expuesto.

De la prohibición de las negociaciones colectivas

Este es un de los temas más susceptibles para los operadores (ya que la problemática queda sin resolver en el caso de las negociaciones con los canales internacionales). Dichos canales imponen las condiciones en la adquisición de contenido y costo, los operadores deben someterse a la imposición, por parte de los programadores internacionales de comprar en paquetes sus contenidos imposibilitando la adquisición de solo aquellas señales que interesan a la audiencia (vea conflictos de operadores por cobro de derechos de autor y adquisición de contenido y costo de canales internacionales).

La negociación colectiva, para el caso de los canales internacionales, es una de las únicas salidas posibles que pueden tener en la actualidad los operadores ante la ausencia de legislación.

La propuesta prohíbe cualquier acuerdo o conducta que tenga como objeto facilitar la colusión respecto de los términos, las condiciones o la ejecución de los acuerdos de retransmisión en territorio colombiano de las señales de televisión abierta analógicas y/o digitales radiodifundidas de carácter nacional, regional o municipal.

Los canales abiertos no podrán interrumpir las señales en los sistemas de televisión, sin autorización de la CRC, incluso requerirán de un permiso si terminan los acuerdos de retransmisión, podrán ser sancionados si se omite este procedimiento.

La CRC resolverá los conflictos que se susciten por conductas que tengan como objeto o como efecto restringir, de manera alguna, la recepción parcial o total de las señales de televisión analógica y/o digital radiodifundidas; los relacionados con conductas que tengan como finalidad afectar la infraestructura técnica de recepción dispuesta por el usuario final; y las relacionados con la aplicación de la excepción de la capacidad técnica.

Algunas preguntas por resolver:

¿Qué ocurrirá si los canales privados nacionales persisten en negar los codificadores (como venía sucediendo) o bajando la calidad de las señales del canal digital principal?

¿Qué sucederá con los operadores y canales más pequeños a quienes se les impediría el hacer negociaciones colectivas, teniendo en cuenta que tienen menor poder de negociación y están sujetos a variabilidad de precio por cantidad de usuarios?

¿Por qué la CRC establece la obligatoriedad del obsoleto selector conmutable u otros dispositivos, si el informe de la ANTV indicó que los operadores no bloqueaban las señales y que la mayoría de los televisores incorporaban la funcionalidad para seleccionar el tipo de entrada? y que el problema se detectó sólo en los que tienen una sola entrada RF?

¿Para qué esta medida, si mediante las anteriores disposiciones se estaría garantizando la presencia de las señales los sistemas de pago?

Los comentarios a este proyecto, se recibirán hasta el día 14 de Mayo de 2016 a través del correo: mercadosaudiovisuales@crcom.gov.co, a través del fax 3198341, en las oficinas de la Comisión de Regulación de Comunicaciones ubicadas en la Calle 59 A Bis No. 5-53 Edificio LINK Siete Sesenta Piso 9 de la ciudad de Bogotá.

Deja un comentario