ETB anuncia plan de choque para contrarrestar pérdidas por $37.000 millones en 2015

- Participación privada para reforzar gobernabilidad e incrementar el valor a la empresa

La administración de ETB, a cargo de su nuevo presidente, Jorge Castellanos Rueda, planteó a la Asamblea General de Accionistas las medidas a tomar para redireccionar la empresa con el propósito de “contrarrestar los resultados del ejercicio fiscal de 2015, que habría arrojado pérdidas integrales por $37 mil millones”.

En un comunicado indicó que esa cifra “es el resultado de una pérdida recurrente por $252 mil millones, que fue parcialmente compensada con ingresos ocasionales o no recurrentes de $215 mil millones (como recuperación del impuesto de renta y algunos intereses), conforme a las Normas Internacionales de Información Financiera, NIIF.

La entidad anunció austeridad y mayor esfuerzo comercial, como plan de choque de
para restablecer la rentabilidad y liquidez de la empresa

Durante la última década los ingresos de ETB se habrían por el retiro paulatino de clientes de telefonía fija, con caída acumulada del 6%, mientras que el sector de telecomunicaciones creció 110%.

Según el comunicado, en 2015 los ingresos crecieron 3% mientras que los costos y gastos gestionables (sin incluir depreciaciones, provisiones y amortizaciones) aumentaron 30%, estos últimos atribuibles principalmente al aumento de la nómina, honorarios de contratistas y mantenimiento de equipos y redes.

El exceso de egresos sobre ingresos redujo el disponible, es decir el efectivo ahorrado o caja, pasando de tener $1 billón 123 mil millones a solo $613 mil millones en el curso del año pasado.

El EBITDA (beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) se redujo a $403 mil millones, que equivale a un margen sobre ingresos de 28% en 2015, frente a 39% de 2014 y 45% en 2013, lo que evidenciaría el deterioro en la rentabilidad.

El EBITDA de 2015 no habría alcanzado para sufragar las inversiones de $836 mil millones, ni los dividendos desembolsados este año, con la
consecuente afectación de la caja.

La administración criticó la implementación del plan estratégico de la compañía (que incluyó inversiones en fibra óptica, televisión y móviles) sin una fuerte estrategia comercial lo que afectó los resultados de la empresa el año pasado. La empresa no pagará dividendos este año.

El plan de austeridad, el mayor esfuerzo comercial y la posible mayor participación privada para reforzar su gobernabilidad tendrían como propósito incrementar el valor que le asignan a ETB los inversionistas profesionales y posibles socios o compradores.

Deja un comentario