Microsoft compra división de teléfonos móviles de Nokia

El gigante de software estadounidense Microsoft, acordó adquirir la división de dispositivos móviles y las patentes de Nokia por 7.200 millones de dólares. De esta forma Microsoft podrá en el futuro ser capaz de ofrecer hardward y software en el mercado móvil, como lo hace Apple y competir mejor en un mercado liderado por los sistemas operativos de Apple y Android de Google y contra la coreana Samsung, el fabricante de teléfonos Android más exitoso.

Microsoft pagará 3.790 millones de euros por la unidad de fabricación de móviles, y 1.650 millones de euros por la cartera de patentes de Nokia.

La multinacional estadounidense tomará el control total de Nokia. Las compañías informaron que esperan que la transacción quede completada en el primer trimestre de 2014, después de la aprobación por parte de los reguladores estatales y los accionistas.

“Para Nokia este es un importante paso para reinventarnos y fortalecer nuestra posición financiera e iniciar nuestro siguiente capítulo”, indicó en un comunicado conjunto Risto Siilasmaa, quien desde ahora seconvertirá en consejero delegado provisional de Nokia.

El actual consejero delegado de Nokia, Stephen Elop, abandonará la compañía finlandesa y será nombrado vicepresidente de la nueva división de Dispositivos y Servicios de Microsoft.

Nokia se dedicará exclusivamente a la fabricación y venta de redes de telefonía móvil y servicios asociados, actualmente su negocio más rentable.

En los últimos años la firma finlandesa, la principal fabricante de teléfonos móviles del mundo había comenzado el fin de su hegemonía debido a su estancamiento frente al rápido avance de sus competidores. Con sus sistemas operativos Apple y Google controlan 86 por ciento del mercado de smartphones mientras que el sistema Windows Phone tiene apenas el 3.7 por ciento, según datos de CNNMoney.

En julio la compañía había anunciado la adopción del sistema operativo Windows Phone como “plataforma principal” de sus teléfonos, dejando de lado al histórico Symbian. Las acciones de Nokia se desplomaron en ese entonces en un 10 por ciento en Bolsa al conocerse la noticia.

En el segundo trimestre de este año informó de una caída de la venta de móviles del 27 por ciento y unas pérdidas acumuladas en los últimos nueve trimestres de 5.000 millones de euros. Nokia se ha visto obligado a despedir a unos 20.000 empleados y eliminar algunas de las primas de sus empleados.

Ante el auge de los teléfonos inteligentes, la gran competencia entre los fabricantes de sistemas operativos móviles, Nokia y Blackberry fueron los líderes tempranos, pero cedieron terreno y hoy el iPhone de Apple y Android de Google tienen el liderato, mientras Microsoft, se había quedado rezagado. Samsung irrumpió con fuerza en el mercado móvil y se posicionó como alternativa de Apple.

Deja un comentario